La importancia de la badana a la hora de montar en bicicleta.

 

Todos los que hemos empezado a practicar en bicicleta las primeras veces lo que más suele doler es el trasero. Y aunque estemos acostumbrados a montar en bicicleta basta con ir unos kilómetros sin un short con badana, con un pantalón normal, y el dolor de trasero no tardará mucho tiempo en aparecer.

La zona donde estamos apoyados es la que mayor fricción y rozamiento va a soportar, entre la bicicleta y nuestro propio cuerpo, siendo ésta la zona más conflictiva. Por este motivo la elección de una buena badana debe ser lo más acertada posible.

Ten en cuenta que también hay otros factores que influyen en que nos duela o no, como  el tipo de sillín, el número de horas que estemos pedaleando, el tipo de terreno por donde estamos haciendo la ruta y por supuesto la falta de costumbre.

En cuanto a las badanas, tenemos que tener en cuenta que va a ser la parte que va a soportar todo nuestro peso cuando vamos pedaleando. En el mercado encontramos diferentes tipos, según su composición. Encontramos las badanas de alta densidad, badanas de baja densidad, de gel, de gel con carbón activo, ergonómicas de gel  compuestas por tejidos transpirables antibacterias.

La decisión la tendremos que tomar dependiendo principalmente del tiempo que estaremos sobre la bicicleta. Evidentemente si nuestras salidas no superan las dos horas de duración no es necesario comprarse  una badana tope de gama, porque seguramente con una de una calidad inferior no tendremos ninguna molestia.

Pero si el dinero no es un factor limitante a la hora de adquirir una, las badanas de mejor calidad son las ergonómicas de gel con tejidos antibacterias. Este tipo de badanas se van a adaptar perfectamente a nuestro cuerpo y aportan mucha comodidad aunque se esté un número de horas elevado encima de la bicicleta.

Por último, un consejo importante, ya que muchas mujeres cometen este error; es el de no llevar ropa interior cuando vamos en bicicleta. Las badanas tienen tejidos que están preparados para el contacto directo con la piel. Si llevamos ropa interior, ésta nos puede producir roces en la zona perianal que al final nos provocarán algún tipo de molestia incluso heridas.

Es muy fácil diferenciar una badana de baja calidad de otras que tienen una calidad media o una calidad alta. En general aquellas que llevan badanas de baja calidad costará menos de $30.000, y sin embargo aquellos que tengan badanas de una muy buena calidad podrán rondar los $60.000 de precio.

Ahora que ya sabes como evitar dolores y entrenar comodísima, te dejamos un link para que puedas inscribirte a los nuevos desafíos ruteros para esta temporada.

A PEDALEAR SIN DOLOR..!!

 

https://tusdesafios.com/ciclismo-ruta

Cerrar

Carro

No hay productos en el carrito.